No es un secreto la influencia de Japón en el trabajo de la diseñadora Purificación García, las líneas arquitectónicas y los básicos con carácter suelen ser la primera impresión de sus diseños, por eso resultan tan versátiles para la vida diaria, son ropa y accesorios de verdad, para gente con vidas reales, que tiene compromisos, ocupaciones y que quiere verse bien y a tono para las diferentes ocasiones en día a día.

A pesar de apuntarle a los clásicos y al minimalismo sus diseños son modernos y con un toque, un acento, algo que los hace muy atractivos ya sea por el color, por el diseño o por el print, tal como sus nuevos bolsos Origami, que son muy cool, sin dejar de lado esa elegancia sin esfuerzo que definen la marca.

El Bolso Origami de Purificación García, es un Tote grande un Shopping Bag de Piel de ovino que van desde el negro más básico hasta el dorado más opulento, su forma y movimiento hacen que sea imposible dejar de verle, en resumidas cuentas saben llamar la atención de la manera correcta.

Lo más atractivo de esta propuesta de Purificación García es esa pequeña línea entre lo sport y lo casual que puede llegar a ser este bolso, es esa libertad para llevarlo en diferentes ocasiones, de poder adaptarlo según el momento que lo hace deseable, me lo imagino para ir al gym, para llevar la laptop, para un día de compras, para el trabajo, para un fin de semana, para el invierno, para el verano; versatilidad que también ofrece el hecho de sea un Tote, este modelo de bolso es un básico obligado en cualquier armario, es quizá el boso más sencillo que se haya diseñado, pero sin dudas es el más practico de todos y si eso le sumamos esta gran idea de darle color y movimiento mucho mejor.

Imágenes cortesía de Purificación García

 

No Hay Más Artículos