El hecho de que el cine sea considerado el séptimo arte no es de extrañar, es quizá el más completo de todos las disciplinas artísticas, tiene diseño, dirección, edición, literatura, moda, música y actuación, el cine nos transporta, nos conecta y hace que aumente nuestro bagaje de cultura popular; dependiendo de cuales sean tus interés hay detalles que no dejas por alto, en mi caso el vestuario.

Apartando el amor y admiración por Audrey Hepburn en Breakfast at Tiffanys, que es como el santo grial de la moda en el cine hay otras películas que tiene una poderosa propuesta de vestuario que inspiran y hacen soñar con llevar todo el vestuario del personaje, no me refiero a películas de época, ni musicales porque admitámoslo no llevaríamos eso en nuestra vida diaria cundo mucho a unos carnavales o un Halloween, tampoco a películas que traten de moda, porque al final su fin es exaltar la moda y por lo general se exagera, me refiero a esas donde soñamos con el personaje.

Hors de Prix (Priceless) (2006)

Esta sin dudas merece ser la primera de lista, Audrey Tautou estuvo simplemente exquisitamente vestida en todas las escenas. Entre el vestido blanco de Azzaro y el Negro de Chanel esta difícil elegir, sumado a la ropa interior de ensueño y el resto del vestuario que es simplemente soñado.

A Bigger Splash (2015)

Para empezar hay que acotar que las manos talentosas de Raf Simon estuvieron presentes, sumado la elegancia rara que tiene Tilda Swinton, cuando se trata de esta actriz trato de ser objetiva por que realmente adoro todo lo que hace y viste, pero escoger este film va más allá de eso. Giulia Persanti la encargada del vestuario no pudo haberlo hecho mejor, juzguen ustedes mismos.

Blue Jasmine (2013)

El vestuario de Cate Blanchett en esta peli, es el perfecto armario para una mujer refinada y de buen gusto, son pocas piezas pero son “las piezas”. Comencemos con los zapatos de Roger Vivier, la chaqueta Chanel, el Birkin de Hermes, el vestido rojo de Carolina Herrera y a esto le sumamos el vestido Alberta Ferretti, el trench de Marc Jacobs y un Vestido Valentino ¿se puede pedir más?

Scarface (1983)

Michelle Pfeiffer encarnaba a la hermosa Elvira que enamora a Tony Montana. Ella lucía unos vestidos lánguidos, lenceros, de escote vertignoso y minimalistas, trajes pulcros, sombreros, enormes gafas de sol y un bañador verde fabuloso, elvira es de recurrente inspiración cuando pienso en sensualidad y decadencia.

Belle de Jour (1967)

Cuando Catherine Deneuve protagonizaba un film no había mucho que decir, ella es hermosa y siempre vestía increíble en las películas, pero esta peli dirigida por Luis Buñuel, es donde a mi humilde juicio estuvo mas increíble a nivel de vestuario, el mejor outfit de todos es el vestido negro con cuello y mangas blancas de Yves Saint Laurent.

Spectre 007 (2015)

Léa Seydoux en esta entrega del 007 refleja la sofisticación moderna, adoro todos y cada unos de los atuendos que lleva, pero el mítico lover venus dress es mi favorito es quizá el vestido azul mas bello que jamás haya visto.

Annie Hall (1977)

Diane Keaton rompe con los estereotipos y luce muy cool en su icónico personaje, esa peculiar manera de llevar un look masculino y verse fabulosa, resulto fascinante para retratar liberación femenina y equilibrio perfecto entre masculino y femenino.

The Talented Mr Replay (1999)

Marge Sherwood interpretada por Gwyneth Paltrow es un chica en la Italia de 1950, es una mezcla de la moda americana y la moda europea de la época, entre los otufits mas recordados de están el taje de baño azul, las camisas anudadas y las faldas midi.

Rear Window (1954)

Grace Kelly siempre es referencia de belleza y elegancia, tal como se deja ver en la película de Hitchcock. Aunque ella en esta peli luce fantástica en todo momento y la ropa va definiendo la evolución de Lisa su personaje; hay tres atuendos de ensueño: el vestido negro, el traje verde y la estrella el vestido blanco y negro todos diseñados por Edith Head.

La Piscine (1969)

Esta cinta es mi refecencia del verano, más alla del profundo amor que se deja ver entre Romy Schneider y Alain Delon, el bañador blanco y el resto de la ropa de Marianne el personaje de Romy es simple, elegante y chic.

 

No Hay Más Artículos