Hay pocas cosas en la vida que amo más que un tratamiento facial. Pero soy temerosa de tratamientos agresivos, sumado a que no tengo el tiempo ni el dinero para obtenerlos tan regularmente como debería, que asumo debería ser mensual o mes y medio. Y en medio de una búsqueda desesperada, intentando huir de las grades marcas pues siempre tengo la sospecha que en la mayoría de los casos es más empaque que producto, he encontrado esta maravilla valenciana llamada Aceite de Arroz LA ALBUFERA.

Mi piel de principio de los 30 aún no ha encontrado su ritmo, un día era seca, otro día grasa, el verano me deshidrata, el invierno también, hay día de granos incoloros otros días de granos enrojecidos, poros abierto, semanas de calma y así, pero la clave de todo es la hidratación mañana y noche pero no con esas cremas tan pesadas que prometen lo imposible, entonces me decidí a buscar un producto natural y de decidí por este aceite de arroz de LA ALBUFERA, al principio me sentí obligada y con poca fe pero como todo lo que hace en la vida con constancia y amor ha valido la pena. Aunque debe tenerse en cuenta que cada uno de nosotros tiene diferentes tipos de piel, creo que vale la pena probar estos productos artesanales de alta calidad, sin componentes agresivos para la piel.

Aún sigo aplicándolo y ya forma parte de mis esenciales de belleza, tengo la certeza que en un año tendré otro cutis, si os animáis a probarlo les comento que me gusta guardarlo en la heladera, me encanta la sensación de frío de cierra los poros y lo relajante que se siente luego del shocking de temperatura.   

Por aquí os dejo el link del blog de la  LA ALBUFERA, que ayudo a conocer un poco más el producto.

albuferacosmetica.com

No Hay Más Artículos